El Sacrificio, ¿jugar más juegos o disfrutar unos pocos?

En estos días estoy dándole una segunda vuelta a Resident Evil 3 Remake. Muchos se han quejado de la durabilidad del juego de Capcom, pero es que no es un título que termine donde vemos las letras, es muy rejugable. Tampoco este artículo es para hablaros del RE3R, ni hacer un análisis o discutir de su duración, aunque si es un videojuego que quiero tomar de ejemplo.

Si sois oyentes habituales de nuestro podcast, sabéis que en más de una ocasión ha salido el tema de la dificultad en los juegos. Nuestro compañero @nayats tiene bastante experiencia a la hora de jugar en los modos más altos. Para él el modo normal siempre será el modo fácil de antaño y no le podemos quitar razón. Hoy día pocos desarrolladores quitan estos modos de sus juegos, quizás From Software con su saga Souls, Sekiro o Bloodborne es uno de los estudios que se atreve a poner retos al jugador, no ofreciendo ningún modo de dificultad, siendo todo un reto desde el principio.

Resident Evil 3 Remake en la primera vuelta elegí el modo normal. No me considero el mejor jugador, uno más del montón, peco de caer muchas veces en los mismos errores y muero lo que tenga que morir. Pero el título me resultó fácil, con la salvedad de unos cuantos intentos en enfrentamiento con Némesis. No tuve problemas de munición, armamento, continúas, guardados, etc… Fue casi un paseo.
Este juego cuando lo acabamos y como bien nos tiene acostumbrados Capcom, se nos desbloquea una tienda la cuál está rebosante de items y armas muy golosas. Armas infinitas como por ejemplo un seductor Lanzamisiles. Para poder conseguirlas necesitamos puntos, estos los conseguimos gracias a una serie de retos que nos va planteando el juego. Matar un número de enemigos con las diferentes armas que tenemos, hacer esquivas, terminar el título en ciertas dificultades, tiempo y número de guardados. Todo suma. Además estos puntos no te los dan al terminar el juego, sino que los veremos en nuestra tienda según vamos haciendo retos, así que en cualquier momento nos permite gastarlos.

Decidí dar una segunda vuelta, en la primera había tardado casi 8 horas, no fuí ni muy rápido ni lento, intenté disfrutar del juego. Ahora lo subí al modo “Hard” y empezó mi aventura.
Lo primero que notamos es que tenemos menos munición al comenzar, que los zombis no caen con facilidad y vamos a gastar muchísimo armamento para poder tumbarlos. Aquí la lógica es escapar, el modo R1 lo vamos a usar bastante a partir de ahora, es un modo de esquiva que no funciona siempre con precisión, ya que hay que hacerlo en el momento preciso. Sigo avanzando en mi aventura y en poco tiempo he muerto varias veces, no puedo ni pestañear porque aquí tengo que pensar mucho más mis movimientos. En esta ocasión he comprado en la tienda la ganzúa, para poder facilitarme algunos items extra sin tener que volver atrás en el mapa y así avanzar mucho más rápido.

La idea es de no entretenerme, acabarlo lo antes posible y si muero no continuar, intentar cargar partida, aún mas tedioso por los tiempos de carga.
Continúo con mi reto y cada vez se complica más. Llega el momento del primer enfrentamiento con Némesis, toca huir, a pesar de saber el momento en el que iba a salir, ahora me da más respeto que antes y eso que ya lo había derrotado en la primera vuelta, pero todo se ha complicado, la falta de munición hace que no pueda hacerle frente y necesito esquivar y correr más. Puedo escapar de él pero con apenas un poco de vida, estoy a la muerte y necesito curarme con urgencia.

Más adelante tengo un primer e importante combate con él. Muero decenas de veces, es más rápido, tarda más en caer. El sabor que te deja la victoria es muy diferente a la primera vuelta, te sientes premiado, como que has conseguido algo grande.

Toca la zona que hacemos con Carlos, el segundo personaje. En el edificio que entramos la primera vez tenía munición de sobra, podía matar a cada engendro y zombi que había dentro, pero ahora entro con la mitad de vida y sin tener nada para curarme. Me cuesta varios intentos el sortear un pequeño grupo de 4 zombis que hay en una de las habitaciones.
Me sale un Hunter, un zarpazo y muerto. La concentración, mis movimientos y todo lo que hago ahora en el juego me penaliza o me premia.

Jugando en un modo más difícil está claro que los videojuegos se transforman. En algunos será la dureza de los enemigos, su aumento en la IA y estratégias, en otros la escasez de munición y recursos, etc… lo que sí es cierto es que al jugador le hace pensar, sacar esos sentimientos de supervivencia.
Quizás el problema es la cantidad de videojuegos que tenemos por jugar en nuestro juegotecas, esto haría que tengamos que sacrificar muchos videojuegos.
Esta segunda vuelta me está quitando tiempo para poder jugar otros títulos, así que aquí tenemos que ser selectivos y decidir si merece la pena la cantidad a la que jugamos o el buen sabor de boca que te deja un videojuego cuando te reta y se quita la máscara de lo fácil.

En mi caso terminaré este RE3R un título que ya me lo he puesto como reto, y que recomiendo a todos sin mirar esa duración porque el juego como os he dicho no termina en los títulos de crédito.
Posiblemente el siguiente título lo jugaré en normal, sí, seguramente prefiero sacrificar estas sensaciones por poder jugar más tranquilo y a mucho más, pero no me abstraigo, la experiencia también lo merece.

¿Y tú, juegas a los videojuegos en modo normal o usas el modo más difícil?, deja tu comentario.

2 comentarios sobre “El Sacrificio, ¿jugar más juegos o disfrutar unos pocos?

Agrega el tuyo

  1. ¡Muy buena entrada Max! Como dices todo es cuestión de preferencias. En mi caso, con poco tiempo para jugar, prefiero niveles de dificultad normales o fáciles para disfrutar más de los argumentos y no quedarme atascado en un punto mucho tiempo. La ventaja de poder elegir dificultad es que podemos elegir con ella la experiencia de juego que prefiramos según nuestros intereses.

    ¡Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

Responder a Max Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: