El hardware de Playstation 5 y Xbox Series X bien explicado. ¿Cuál es la más potente? ¿Y frente a la Master Race?

En el momento de escribir este artículo, seguimos confinados en nuestros hogares. Aún así, la rueda que mueve la industria del videojuego parece que no para y tanto Sony Playstation como Microsoft con Xbox Seris X quieren seguir cumpliendo con las fechas del lanzamiento de sus nuevas consolas.

En el canal de Hardware 360, canal dedicado al mundo del hardware en PC y modding, Iker ha hecho un análisis exhaustivo para los más entendidos del hardware de lo que llevan en las entrañas estas consolas. Un hardware que las compañías han mostrado sus especificaciones, pero que los medios dedicados a videojuegos parecen que no explican bien a los usuarios, resumiendo todo para el bando que más les convengan, ya sea por el redactor o el medio en cuestión.
Es cierto que al final la potencia no es nada si no tenemos buenos juegos con los que alimentar nuestra máquina, pero esta nueva generación que ya asoma la patita, os garantizo que ambas compañías van a estar bien reñidas, ofreciendo lo mejor de cada una de ellas. Por eso es importante conocer muy bien ambas máquinas en su lanzamiento, aunque al final de la generación te juntes con todas ellas.

Mi intención con este artículo es resumir y traducir en la medida de lo posible lo que Iker dice en su vídeo. Si eres un entendido en hardware, quizás no hace falta que leas mi artículo y vayas directamente al vídeo en cuestión, aunque agradecería que lo hicieras, porque seguro que te esclarece muchas partes del complejo vídeo.

La anterior generación

Me gustaría empezar recordando el nacimiento de la actual generación de consolas.
Tanto Playstation 4 como Xbox One fueron consolas que se desarrollaron en medio de una crisis económica; que incluso tras su lanzamiento en 2013, aún pasarían algunos años más para que se estabilizara la economía a nivel mundial y la de nuestro País. Esto es un dato importante ya que no podías sacar una videoconsola de 600€ en ese momento, de ahí la explicación en su recortado hardware. Además recordemos que Sony playstation usó una excelente estratégia al lanzar la consola 100€ más barata que su directa competencia. Xbox One + Kinect, encareciendo su producto. Esto junto con una mala publicidad, además de un mal planteamiento de marketing por parte de la compañía, les llevó directamente a un lanzamiento de fracaso total. Desde luego no era por la marca Xbox, ya que Xbox 360 fue una videoconsola muy vendida en la generación pasada con 84 millones de consolas, pero en medio de una crisis esos 100€ y la gestión de su lanzamiento fueron cruciales para que Sony Playstation se posicionara.

Saber esto es muy importante a día de hoy y con el lanzamiento de estas nuevas consolas. La economía del mundo y la de nuestro País (España) ha tenido un cambio importante en los últimos años, haciendo que la creación de estas nuevas máquinas puedan competir frente a frente con los PC Gaming de más alta gama, el problema es que nadie esperaba la Crisis del Covid-19 (Coronavirus).

Hablemos de Hardware

El Procesador

Ambas máquinas comparten el mismo procesador de la marca AMD con arquitecturas ZEN 2. Zen 2 es una arquitectura avanzada que cambia la forma en la que se comunican los núcleos del procesador siendo más eficientes y rápidos, además de minimizar el tamaño de 14 nm a 7 nm consumiendo menos energía y calentándose mucho menos.
Lo positivo de usar el mismo procesador (ojo, con matices que ahora explicaré) y mismas arquitecturas, hace que los desarrolladores tengan menos complicaciones a la hora de portar sus videojuegos entre una consola u otra, siendo todo el proceso mucho menos laborioso y obteniendo mejores resultados.

¿Pero si llevan el mismo procesador, hay alguna diferencia?

En este caso sí que la hay. En Xbox Series X el procesador trabaja a frecuencias entre 3,6 GHz a 3,8 Ghz y en PS5 serían 3,5 Ghz, pero con una frecuencia variable que explicaré más adelante y si es acertada o no esta decisión.
Este procesador es una variante del modelo recién lanzado al mercado Ryzen R9-4900HS, un procesador que está sólo a un 5% por debajo de un tope de gama como es el i9-9900KS, uno de los mejores procesadores Gaming a día de hoy, sí amigas y amigos, es una mala bestia.

AMD R9 4900HS vs Intel i9 9900K - CB R20 : Amd
Imagen de Reddit

Entonces, ¿hay tanta diferencia entre estos procesadores y los de las actuales máquinas?

Respuesta rápida son “la noche y el día”. El problema cuando lanzaron los procesadores Jaguar de AMD, los que llevan PS4 y XO, tenían que buscar por la crisis comentada, hardware más económico. Estos procesadores eran muy bajos de frecuencia, casi al nivel de los que se montaban en smartphone de gamas medias, no podían competir con los de PC. Todo su potencial se basaba en las gráficas, esto era un problema y de ahí esa desestabilidad de FPS que tienen los juegos en estas consolas, no pudiendo subir de los 30 fps en la mayoría de ellos y en muchos casos teniendo que recortar en físicas e IA para que no bajen.
Gracias a estos nuevos procesadores es muy probable que vivamos un giro de 180º en los videojuegos. Además de tener unos espectaculares gráficos gracias a sus nuevas GPU, veremos físicas que hasta ahora no eran posibles en las videoconsolas. Escenarios más destruibles y unos fps que prometen romper la barrera no sólo de los 60 fps, sino llegar a los 120 fps estables.
Además estos procesadores permitirán una mejorada IA en los videojuegos, algo que a día de hoy están estancados y sólo juegos contados con los dedos de una mano podemos decir que tienen una IA aceptable.
En definitiva podemos decir que los estudios desarrolladores acogerán este nuevo procesador con los brazos abiertos, siendo todo el proceso de trabajo muy a la par de los que montan los mejores PC Gaming.

La Tarjeta Gráfica

Al igual que el procesador su tarjeta gráfica también está diseñada por AMD, compartiendo gráficas muy similares pero con diferencias bastante notables en cómo se ejecutan.
Ambas usan tecnologías AMD RDNA2. Esta tecnología viene con hardware dedicado para el Ray Tracing, además de trabajar mejor con las librerías de DirectX 12 DXR.
Xbox Series X trae una tarjeta gráfica de 12,16 TFLOPS que trabaja a 3328 núcleos / 52 CUs 1825 MHz.

¿Y esto cómo se traduce?.

En videoconsolas al trabajarse con un sistema cerrado, el rendimiento se dispara a diferencia de un PC que tiene muchos procesos abiertos en segundo plano, consumiendo más recursos. Esto junto con las nuevas tecnologías integradas en estas gráficas, hablamos que el rendimiento de la gráfica que integrará Xbox Series X podría estar a la altura de una Nvidia RTX 2080 Ti, una de las gráficas más topes de gama del mercado.
Es importante saber que seguramente Nvidia para finales de este año o como mucho en 2021 anunciarán y lanzarán las nuevas gráficas series 3000, y aquí es probable que haya otro salto importante para el hardware de PC, volviendo a estar este por encima. Eso sí, este tipo de gráficos no está al alcance de todos, ya que tienen un coste por encima de los 1000€ (sólo la gráfica).

En el caso de PS5 tenemos una gráfica muy similar con tecnologías también RDNA 2, pero aquí la diferencia más importante son las 36 CUs frente a las 52 CUs de la Xbox Series X. Es una diferencia bastante grande a la hora de poner a trabajar ambas gráficas. Digamos que Sony para compensar esta diferencia, su Chip trabaja a frecuencias mucho más altas, 2230 MHz frente a los 1825 MHz mencionados en Series X, siendo un total de 10,2 TFLOPS de potencia bruta. Es importante saber que estas potencias en la máquina Japonesa serán variables y lo explico a continuación.

Xbox Series X usará tecnologías para mantener el rendimiento de su hardware y frecuencias del procesador siempre lo más alto posible. Quizás ahora entendamos algo más su diseño, donde parece que la refrigeración toma bastante protagonismo en esa carcasa más parecida a un PC.

Sony con PS5 usará una frecuencia variable. Su tecnología se basa en XFR de AMD, tecnología donde el chip optimiza sus frecuencias en favor de la temperatura y consumo de la fuente de alimentación.
Las frecuencias de este procesador gráfico dependerán mucho de lo bien disipada que esté la consola, ya que si esta se calienta el procesador bajará las frecuencias con lo que conlleva también el rendimiento.
Sony también usará la tecnología de AMD SmartShift. Esta tecnología está basada para optimizar el rendimiento energético de la máquina entre procesador y gráfica. El procesador gracias a una IA dedicada, sabrá si precisa más voltaje la gráfica o el procesador (CPU) dependiendo de lo que más esté trabajando en ese momento. Este sistema es interesante porque ahorras consumo energético en favor del uso que haga el hardware en ese momento. Además al no usar energía extra, se genera menos calor por lo que tenemos una mejor disipación.

Quizás el problema que tenemos aquí es que la consola va a estar cambiando constantemente las frecuencias de su hardware en favor al uso que hagan los juegos del procesador y la gráfica. Además otro problema importante es dependiendo de donde tengas colocada tu máquina, incluso donde vivamos, no es lo mismo vivir en Sevilla y estar en un caluroso verano teniendo la máquina en una habitación sin aire acondicionado, que estar en León. Digamos que la consola si sufre de calor se protegerá bajando las frecuencias y mostrando más deficiencias en el rendimiento final de los videojuegos.
Esperemos que al final su diseño también esté en favor de una buena disipación, aunque nos den una máquina más grande.
También a nivel de desarrollo sobre todo en juegos online, es muy probable que no sea tan sencillo el optimizar el videojuego en favor de la CPU o GPU. Cuando jugamos Online, el tener más FPS depende del procesador, la CPU, pero se necesita de la GPU, la tarjeta gráfica, para mostrar los potentes gráficos de los juegos. Habrá momentos o videojuegos que la carga no sea muy fuerte, como en Fornite, pero otros tipo de títulos como Call of Duty, si requieren de más gráficos. Esto para los desarrolladores si no está bien implantado puede ser un importante quebradero de cabeza.

Y en comparación con la gráfica de Xbox Series X, ¿que diferencias a nivel de potencia hay?

Pues si tuviéramos que compararlas, podemos coger un par de gráficas actuales en PC, serían echar a pelear una Nvidia RTX 2070 (6GB) contra una Nvidia RTX 2080 Ti (8GB), hablamos de un rendimiento importante entre una y otra. Es complicado saberlo ahora mismo, ya que las frecuencias de PS5 son más altas, pero no sabemos si con las decisiones que han tomado serán suficientes para mantener esas frecuencias lo más altas posibles o si estarán constantemente cayendo.
Iker comenta que si PS5 sabe mantener esas frecuencias podría haber una diferencia a favor de Series X de un 20%, pero en caso de no mantenerlas y estuvieran constantemente variando podría llegar a haber una diferencia de hasta un 50%, aunque esto sería un caso muy extremo que no queremos que pase. Además no se puede basar toda la potencia en esta gráfica, ya que el resto de componentes y el software que veremos a continuación es de igual o más importancia.

Tecnologías que traerán estas nuevas CPU y GPU

En este punto vamos a repasar algunas de las tecnologías que actualmente ya se usan en PC Gaming de alta gama, que también llegarán a estas nuevas videoconsolas gracias a los nuevos procesadores y gráficas que traen de serie.

Variable Refresh Shading (VRS)

Esta tecnología hace que la carga pesada en un videojuego como zonas más complejas, se puedan tratar de diferentes modos para que el desarrollador priorice que parte dedica más tiempo la gráfica en renderizar lo que vemos. Un ejemplo que pone Iker es como cuando entramos en una sala y tenemos una máquina llena de botones, palancas, luces etc, en ese momento si a la gráfica no se le ha dado instrucciones precisas, está gastando mucho más tiempo y potencia en renderizar una parte que quizás sea menos importante que el resto del escenario, que es en lo que realmente el ojo mira primero. Gracias a esta tecnología se podrá optimizar qué partes son más o menos importantes en el trabajo final.

Mesh Shading

Tecnología dedicada a la mejora y visualización de los objetos geométricos en pantalla, dependiendo a la distancia que están del jugador.
Ejemplo: cuando en un videojuego vemos algo a lo lejos, en la mayoría de casos se muestran con poca calidad y según nos acercamos hace un brusco cambio importante en sus texturas y calidad, incluso a veces mostrándose de repente.
Gracias a las tecnologías que integra Mesh Shading esto ya no pasará. Lo que veamos a lo lejos usará trucos y técnicas para que según se acerque el objeto a nosotros, sea un cambio de calidad progresivo haciendo que el usuario no se percate de ello.
Esto también mejorará cuando tengamos muchos objetos en un escenario, mundos más grandes y abiertos con una mayor carga poligonal, ejemplo edificios.

Nvidia nos muestra en esta demo, una nave que sortea varios asteroides. Notaremos como los que estén más cerca se renderizarán a más alta calidad, pero los que estén más lejos usarán los trucos de la tecnología Mesh Shading, mejorandolos según se acercan a nuestra nave, sin parpadeos o brusquedad.

Demo técnica de la tecnología Mesh Shaders de Nvidia

Revamped Texture Streaming

Esta tecnología ahorra muchísimo a la gráfica ya que hace un uso de no repetir objetos que ya se han cargado en pantalla.
Ejemplo: en zonas donde tenemos partes u objetos que ya se han renderizado y no tienen acción alguna en pantalla, gracias a esta tecnología no se volverán a renderizar hasta que no haya una nueva acción precisa.
Un ejemplo como dice Iker es una casa que ya está renderizada en pantalla, para que volver a cargarla si ya la tenemos ahí. Esto ahorrará muchos recursos en favor a otros más necesarios.

Ray Tracing

Hay un vídeo de otros de mis Youtubers favoritos Nate Gentile que explica increíblemente bien lo que significa el Ray Tracing y el impacto que está teniendo en los videojuegos. Os lo dejo aquí, dura 35′
Para explicarlo a groso modo, el Ray Tracing es la forma en la que se comportan los rayos de luz en la vida real. Es el rebote constante de la luz ya sea directa o indirecta y en la repercusión de esta en los objetos dando formas y una visión más fotorealista.
Nvidia a sido la gran propulsora de un par de años para acá, gracias a las tecnologías que integran la línea de sus gráficas RTX. Las nuevas consolas tendrán un hardware dedicado para poder usar este tipo de tecnologías con mucha eficacia y tirando de librerías propias de AMD, no teniendo que depender de Nvidia y sus RTX.

El uso de este tipo de efectos hace que las gráficas pongan al límite sus recursos, para ello se implantan procesadores o núcleos específicos para el Ray Tracing. Aún así son tan alto los millones de cálculos que tienen que hacer al crear el efecto en un videojuego, que tienen que limitar en favor de los efectos de Ray Tracing que el desarrollador quiera resaltar más. En algunos casos serán las sombras, en otros una iluminación más específica, reflejos, etc..
Uno de los videojuegos que más se toma de ejemplo es el famoso Minecraft, ¿y por qué se muestra este título si tiene unos gráficos tan simples?, pues precisamente por eso, es un título que su carga poligonal no es compleja, texturas planas y lineales, por ello cuando se pone en práctica el Ray Tracing no se limita a unos cuantos efectos, sino que se aplica a todo el juego y es brutal el trabajo que se puede llegar a ver en él. Todo el potencial de la gráfica se usa en favor del Ray Tracing del juego. Os dejo con este espectacular vídeo.

Probablemente pasarán muchos años hasta que podamos ver una tarjeta gráfica capaz de aplicar el Ray tracing extremo a un videojuego tipo GTA o Assassin´s Creed.

Memorias

En ambas máquinas tenemos 16 GB GDDR6 usando Chips a 14 Ghz, pero hay diferencia entre sus configuraciones. Mientras que Microsoft a usado una forma asimétrica para mejorar su rendimiento y no encarecer los costes, PS5 ha usado un sistema más tradicional.
En ambos casos son muy buenas decisiones que notaremos unos altos rendimientos en los juegos.

Discos SSD, el “Quid” de la ecuación

Algo en lo que coinciden ambas marcas en la generación que llega, es que el disco duro es un factor importante de la consola. Por ello prácticamente todo su hardware se ha construido basándose en las tecnologías acorde al SSD que integran. Puedes tener el mejor procesador, la mejor tarjeta gráfica o las memorias más rápidas, pero si el almacenamiento de la consola es lento, todo esto se va al traste.

Xbox Series X ha optado por la tecnología mvme de 1TB con una velocidad de 2,4 GB/s. Microsoft le ha proporcionado una refrigeración dedicada, ya que estos discos duros en momentos de alta escritura o lectura pueden llegar a los 100º de temperatura bajando así su rendimiento y pudiendo repercutir a futuro en posibles fallos.

Además tendrán hardware dedicado para la compresión y descompresión de datos, pudiendo alcanzar hasta los 6 GB/s. Esta tecnología permitirá que tengamos muchos más gigas pero comprimidos, aprovechando mucho más y solucionando el problema del espacio. Cuando un videojuego necesite ejecutar estas librerías en pantalla, la consola irá descomprimiendo y volviendo a comprimir la información. Pero esto es un problema si no se hace bien. Microsoft comentaba que si se usara el procesador de la consola, se necesitarían 6 de sus 8 núcleos sólo para hacer este trabajo, crearía un cuello de botella importante. Entonces, ¿cómo se ha solucionado?…
Para que el procesador de nuestra consola no sufra comprimiendo y descomprimiendo constantemente, para ello se usa un hardware específico, en este caso un chip que haga el trabajo y así no restar potencia al procesador principal.

SSD de PS5: un pilar maestro en la arquitectura de la nueva ...
Imagen de la presentación del hardware de Playstation 5

En el caso de Sony, PS5 usará un disco duro SSD con una capacidad de 825 GB a una velocidad de 5,25 GB/s. También usarán el sistema de compresión y descompresión con hardware dedicado. Aquí usarán una tecnología llamada Cracken que pudiendo llegar a la friolera de los 9 GB/s. Hablamos de una tecnología tan alta que está por encima del estándar en PC los mvme 4.0, los discos duros SSD más altos del mercado. A día de hoy no existen discos duros para el público no profesional que tengan este tipo de ancho de banda.
Además de llevar un procesador para compresión y descompresión, este disco duro también usará dos co-procesadores para gestionar el SSD. Como vemos el disco duro que montará Sony en su PS5 es impresionante y no me extraña que se haya dado tanto revuelo.

A diferencia de lo que pasaba en las anteriores generaciones tanto en videoconsolas como en PC donde cargabas mucha info en la memorias para que esta fueran rápidamente utilizada por la GPU y CPU, viendo un resultado no siempre positivo en pantalla. El problema venía por la falta de espacio de las memorias y tener que tirar de los discos duros. Esto hacía que videojuegos como GTA viéramos la ciudad construirse a nuestro paso. Edificios que aparecen de repente. Ahora con el exceso de capacidad de nuestras memorias y la velocidad de estos discos duros, aunque sigan estando por debajo de las memorias que siempre van a ser más rápidas, pero se podrá cargar toda la info mucho más rápidamente mostrando unos sobresalientes resultados.

Desde luego lo que sí queda claro con este tipo de discos duros es que las esperas de cargar partida o un checkpoint pasarán al olvido. Será un antes y un después el tener la inmediatez de volver a intentar con ese boss que nos acaba de hacer morder el polvo.

Entonces, ¿Cuál es más potente y mejor?

Si has leído todo el artículo hasta aquí y no has hecho trampa llegando directamente a este subtítulo, ya que se necesita de saber todas las referencias que se han dado, podríamos decir que dependerá de muchos factores.

Xbox Series X sobre el papel es la más potente, mejor gráfica y un procesador que mantiene su potencia todo el tiempo. Sony PS5 tiene un procesador y gráfica menos potente, aunque esto realmente no significa nada. Además una de las cosas que no se han hablado es si estas nuevas consolas traen tecnologías DLSS, de hecho podría ser un factor muy importante si una lo trae y la otra no. Os lo explico.

DLSS, ¿qué es?

Nvidia hace un año integró en algunas de sus tarjetas gráficas una tecnología llamada DLSS la cuál hace algo parecido al famosos Cheboarding de Sony Playstation 4 Pro, pero en este caso mucho mejor. En Playstation usaban un algoritmo para hacer un reescalado a 4K, ya que la potencia de la máquina no se lo permitía hacer nativamente. En el caso de Nvidia lo ha llevado más al extremo y justamente en estos días ha salido la versión 2.0 mejorando muchísimo su efecto. El algoritmo es gestionado por una IA que analiza las imágenes en pantalla y reescala al máximo de la resolución que de el monitor o la TV.

DLSS 2.0 de Nvidia


Un ejemplo: Digamos que nuestro PC si ponemos un juego a 4K tendremos problemas de rendimiento, bajadas de FPS, tirones, pues lo que hacemos es bajarlo a 1440p y activamos el DLSS. El juego nos rendirá perfectamente pero con la diferencia que se visualiza con el reescalado inteligente a 4K. ¿Es esto una farsa?, depende como lo veas, son tecnologías que se usan en la actualidad y que cada vez lo hacen mejor. ¿Has probado alguna vez a hacer una foto con tu smartphone y compararla con la fotografía que has subido comprimida a tu Google Fotos?, ¿ves la diferencia?, ¡pero si pesa la mitad!, exacto, son algoritmos que usan trucos para sacar más rendimiento al equipo en cuestión.
Pues imaginemos que las nuevas consolas traen este tipo de tecnología, o más allá, Sony con su PS5 podría incorporarlo por parte de AMD, ya que lo puso en práctica con PS4 Pro y no le salió tan mal. Esto significaría una potencia extra importante sin tener que llevar su máquina al extremo. Aunque también imagino a los obtusos fanboys diciendo, “que no es resolución nativa y que la competencia es mejor, etc..” visión de futuro por favor.

¿Y si tengo un PC Gaming de hace un año o menos, me afectará a futuro en algo?

Con las deficientes consolas frente a un PC Gaming de gama media muchos usuarios optaron por dar el salto a PC. En el momento, para muchos fue una buena decisión. Pero con el cambio de arquitectura de estos nuevos procesadores digamos que los desarrolladores ya no tendrán límites, además el mercado de consolas casi predomina al del PC en lo que supone a ventas brutas de videojuegos. Tranquilos, lo explico.
No estoy diciendo que se vendan más juegos en consolas que en PC, el mercado del PC es muy amplio, con ventas muy brutas, pero sigue habiendo problemas como la piratería, webs que venden keys muy baratas de dudosa procedencia, etc. Esto al final hacen que muchas compañías terminen sacando su videojuego antes en videoconsola que en PC, por precios más estables, menos inversión en herramientas antipiratería como Denuvo, además de los problemas en rendimiento que les suponen para los juegos.

Muchos usuarios de PC también han tenido que aguantar muchos juegos third parties downgradeados frente a los de las videoconsolas, para balancear la balanza en favor de estas.
Con el lanzamiento de PS5 y Xbox Series X esto va a cambiar. Los videojuegos que llegarán gracias al nuevo hardware y software, además de las tecnologías exclusivas de este, lucirán tan espectacular que muchos usuarios de PC si quieren estas mejoras en sus máquinas van a tener que invertir en nuevos procesadores, graficas, discos duros más eficientes para estar a la altura de estas nuevas consolas y no saldrá barato. Un PC de gama media a diferencia de la actual generación, no le hará ni cosquillas a ninguna de estas potentes máquinas, teniendo que optar por un hardware de alta gama o incluso replantearte adquirir una de estas nuevas máquinas por precio.
Por supuesto todo esto no será de inmediato, pero lo iremos viendo según avanza la generación y los cambios que afectarán al hardware de PC. Por eso nuestra recomendación si quieres comprar un PC actualmente, esperes al menos unos meses al nuevo hardware que saldrá más enfocado a todas estas nuevas tecnologías.

Conclusión

Al final lo cierto es que sobre el papel todo esto pinta maravilloso, pero lo más importante serán poner en práctica sus juegos y a día de hoy también los servicios que nos ofrezcan. ¿De qué nos sirven tener la mejor videoconsola en lo técnico si sus juegos son mediocres?, tampoco hablo de juegos exclusivos, porque al final para muchos son el Santo Grial de una máquina, pero ya se están viendo que los servicios son un factor de peso a la hora de elegir. El equilibrio perfecto sería tener buenos juegos y además un buen servicio a lo Xbox Game Pass o PS Now, rebosante de calidad.

Lo importante es que vamos a tener una Next Gen muy igualada, con dos grandes dándolo todo para ofrecer a sus jugadores lo mejor, y aquí no gana una ni otra, ganamos todos los Players.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: