¡Maldita Nostalgia Videojueguil!

Con el lanzamiento inminente de Half Life Alyx seguramente a muchos se le haya pasado por la cabeza el retomar la saga al completo para poder refrescar todo el lore antes de jugar al nuevo título.
En estos días he estado jugando a Black Mesa, un proyecto creado por fans donde Valve no paralizó por las licencias, al contrario, se aprobó el proyecto a través de su Steam Early Access pudiendo recaudar la suficiente cantidad para que tras 5 años de desarrollo lo tengamos al completo hace apenas unos meses.
Black Mesa es prácticamente ‘Half Life’. El título en lo jugable es el mismo videojuego, pero adaptado con el motor del Half Life 2. Físicas y mejoras gráficas es su mayor atractivo, pero manteniendo la misma jugabilidad e historia.

Cuando juegas a Black Mesa notas que es un juego antiguo, ni por asomo quiero pensar cómo será jugar al original. Este Black Mesa o el original, seguramente no es un título para todos los jugadores, por ello tienes que llevar tu mente y la forma de jugarlo al año 1998, año que se lanzó el primer Half Life. Incluso con la ayuda gráfica, estabilidad del motor, mejoras en las físicas y animaciones, aún así, el título se dispersa en muchas situaciones.

El arranque del título y estar como ‘diez minutos” sin poder hacer nada más que mover a nuestro protagonista dentro de un vagón que nos lleva a nuestro lugar de trabajo lo hace frustrante. Quizás lo que te mantiene pegado a la pantalla es pensar que es Half Life, un referente, porque como nuevo título, no muchos le darían una oportunidad.
En lo jugable, la ausencia de acción en los primeros minutos, saludando a científicos y científicas, guardias de seguridad, llevándonos de un lado para otro hasta que llegamos a nuestra misión donde empezará todo, el juego se hace bastante lento. Recordemos que en esos años, hablar de videojuegos en primera persona con toques de shooter era decir literalmente ‘es como Doom’. Aquí Valve quería hacer algo diferente, quería contar una historia, y no directamente desde el inicio del juego y luego todo disparos y acción, quería contarte una historia que el jugador iría descubriendo mientras juega. Pero hoy día esta forma de hacerlo ha quedado algo anticuada, y puede costar bastante a algunos jugadores. Por otro lado, la falta de zonas abiertas, siempres estamos en un angosto laboratorio, un lugar cerrado y que no vemos zonas externas. Además de los enemigos, que pecan de poca variedad con animaciones muy toscas. La acción se mezcla con el suspense, pero es un título que no te dice realmente lo que tienes hacer o estén marcadas las zonas por las que podrías pasar.

Cómo anécdota, estuve un buen rato entre dos zonas donde había un vacío entre ellas y no podía pasar. No sabía qué hacer, hasta que mirando por donde pasaban las tuberías, muy pegadas a la pared, de hecho no pensaba que pudiera ni apoyarme en estas, resulta que era el camino acertado. Había que subir por las tuberías, pero incluso siendo el único camino no notabas que el juego estuviera dando por válida esa decisión, como si estuviéramos aprovechando algún tipo de error gráfico. En los videojuegos hoy día sabemos que podemos por donde tenemos que ir porque tendremos algún tipo de señal con algún color diferente en ciertas zonas del escenario. En algunos juegos es muy evidente, porque las zonas tienen un color anaranjado o amarillo, en otros, lo hacen relativamente bien porque notas que esa zona del escenario se puede utilizar. Pero antes eso no era tan evidente. También es cierto que nos llevará más tiempo, pero plantea retos que hoy día se pierden porque todo lo queremos ¡ya!.

Rejugar Final Fantasy VII el original, muchos abandonarían a las pocas horas de empezarlo por lo mal que ha envejecido.

Por fín se ha lanzado la demo de Final Fantasy VII Remake. Muchos usuarios más conservadores han criticado sus nuevas mecánicas de combate y acción. Recordando los videojuegos de rol de la vieja escuela o ese Final Fantasy VII de la primera Playstation, notamos como el juego bebía de un combate por turnos bastante lento y no a gusto de todos. Destacaba su su gran historia y venía de la mano de un apartado gráfico bastante vistoso para la época, aunque hoy día nos echemos unas risas viendo esas manos en forma de muñones llenos de píxeles de nuestro protagonista “Cloud”.

Además la mezcla de vídeos en CGI y el salto al juego que hoy lo vemos como una atrocidad o engaño, porque nada tenía que ver sus gráficos con esos espectaculares vídeos del momento. La IA del juego nos podía jugar más de una mala experiencia, pudiendo hacer que un enemigo terminara el combate con un ataque final devastador, liquidando a todo el equipo a la vez.
Unas animaciones más toscas, con un videojuego más pausado, ya que la importancia o baza del título era su historia, una historia que teníamos que ir leyendo ya que no había voces en la época, muchísimo texto, al son de la hermosa banda sonora. Por todo esto, me atrevería a decir que rejugarlo hoy día, incluso el fan más acérrimo de la saga y concienciado en hacerlo, le costaría pasar de ese famoso primer disco. (Recordemos que el videojuego en su formato de PSX venía con 3 Discos).
Os dejo aquí, el rejugando de nuestro compañero @pacok0 donde hizo esto precisamente y no hace más de un año.

Canal Candyland

El título actual de Square Enix es un giro de 180º radical, adaptándose totalmente a los tiempos actuales. La acción y la espectacularidad en pantalla está casi por encima de la historia que nos quieren contar, que en este caso, para los que ya la conocen saben que también es buena. Pero es posible que para muchos jugadores nuevos o más jóvenes pase desapercibida. Y esto no quiere decir que el juego se olvide de los más veteranos o esos jugadores de la vieja escuela, quiere decir que los tiempos cambian y nuestra forma de jugar también lo hace.

Hoy día tenemos muchísimos videojuegos con una gran variedad de géneros y calidades en su mayoría muy altas. Esto hace que el desarrollar un videojuego tengan que estrujarse los sesos para saber como atrapar al jugador y que no suelte el título. En títulos de muchas horas de juego como pasó con The Witcher 3, se plantearon que cada 40 segundos ocurriera siempre algo en el juego, un nuevo enemigo, una nueva historia, un secreto, que el jugador no estuviera en soledad más de un minuto, ya sea cabalgando o caminando por el enorme mundo sin que ocurriese nada.
En tiempos atrás esto era impensable, y podíamos estar estancados en una zona horas, a veces incluso días, y nadie se quejaba. Hoy nos estancamos más de diez minutos en un videojuego y la mayoría estamos buscando información en internet y si sigue siendo muy tedioso, cerramos el juego y cargamos uno nuevo.

La “nostalgia” es a veces nuestra propia enemiga, porque nos hace pensar en momentos pasados y nuestro cerebro los recuerda con añoranza, teniendo hoy día una visión muy diferente a la realidad.
¿Recuerdas el primer Resident Evil?, ¿o Alone in The Dark?, seguro que en tu mente tienes imágenes increíbles, pero realmente si las miras hoy día son así:

RESIDENT EVIL DIRECTOR´S CUT PSX
ALONE IN THE DARK: ONE EYED JACK´S REVENGE PSX

Pero no hablo sólo de sus aspectos gráficos, que podrían pasar desapercibidos si sus mecánicas y jugabilidad fueran llevaderas, pero ese es el problema, hoy día estas mecánicas hacen al juego difícil de jugar. El movimiento tanque de Resident Evil y esas cargas de pantallas en cada momento que avanzamos lo hacen bastante desesperante.

Me viene a la memoria otro videojuego, Driver, título que en mi cabeza lo tenía en un top importante, y eso que no soy amante de los títulos de conducción, pero este juego en su momento marcó una época.
Era como jugar las misiones de un GTA pero directamente desde el asiento de un coche.
Seguramente pocos recordarán ese arranque del título donde empezabas con un tedioso tutorial que muchos seguramente tiraron la toalla nada más empezarlo. Un tutorial en inglés que te pedía hacer varias maniobras para dominar nuestro bólido. Además estábamos dentro de un parking, por lo que era más frustrante porque estabas deseando salir a la ciudad para poder conducir con esa libertad que te ofrecía el título.

Canal Retro Hawk

Muchos pueden pensar que no hay mejor época que un tiempo pasado, y que lo que tengamos hoy día no le hace ni sombra, pero cuando tiras de nostalgia, lo que al final te das cuenta es que el pasado está bien donde está. ¿Nunca has cogido esa foto vieja y dices, ¡Dios!, mucho mejor ahora?. La nostalgia está muy bien, pero eso sí, déjala ahí, en tus recuerdos, porque como decidas recuperarlo en la actualidad, seguramente se te caigan todos tus mitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: