Nintendo, ganadora de su propia guerra, estratégias para la “Next Gen”

Ya hemos comentado varias veces que Nintendo es especialista en reinventarse y saber sacarle partido incluso a tropiezos más que notables. El éxito de Switch es el ejemplo perfecto.

Cuando Nintendo sacaba pecho con las ventas de Wii, nadie podía pensar que su siguiente movimiento iba a ser un desastre en todos los sentidos. Pero lo fue, vaya que si lo fue. Wii U se presentó de tal forma que el público no entendía si era algo nuevo o simplemente el enésimo accesorio para Wii. La elección del nombre de la consola fue el primer error. Pero el maravilloso marketing que acompañó a la consola de los Wiimote se diluyó al completo con el “tabletomando”. Ni siquiera Nintendo era capaz de vendernos lo que quería hacer con semejante “cacharro”. Y juegos no le faltaron: un espectacular Mario Kart, un interminable Mario Maker, varios Zelda, un exclusivo Bayonetta 2 que era la envidia de todos los fans… Pero no fue suficiente. La Gran N entendió en poco tiempo que habían fracasado y que ese proyecto no tenía solución… ¿O sí que lo tenía?

Utilizando la misma estrategia que con Wii, que fue aprovechar la Gamecube y darle un nuevo enfoque, nació Switch: no sería una consola de sobremesa con una pantalla portátil, sino que le darían la vuelta al calcetín para que fuera una portátil con la posibilidad de ser también sobremesa. Y al igual que con Wii, éxito inmediato, con la ventaja de que al compartir muchas características los port de los juegos de la anterior consola, que habían pasado con más pena que gloria porque se habían colocado pocas unidades, ahora tendrían una nueva oportunidad.

Pero que no se nos olvide que no sólo es una sobremesa, sino que es una portátil, la nueva portátil de Nintendo, un terreno donde absolutamente nadie le ha podido hacer sombra. La única que se le ha podido acercar fue Sony con PSP pero terminó tirando la toalla con PS Vita. Y recordemos que venimos de una Gameboy que tuvo varias versiones, todas ellas compatibles entre sí, GameBoy Advance que tuvo una revisión de concha (SP) y una aún más de bolsillo (Micro), una DS con versiones XL y DSi, y finalmente una 3DS que al poco de salir (menos de año y medio) recibió una revisión mejorando pantalla, ergonomía y batería, y una más básica enfocada a un público más casual e infantil, la 2DS. ¿De verdad a alguien se le puede pasar por la cabeza que con Switch Lite hemos visto la última versión de Switch? ¡Pues claro que no!. Porque la nueva máquina de Nintendo tiene mucho margen de mejora, y la nueva versión, que ya han desmentido que vaya a llegar este año, pero llegará.

Nintendo podría seguir siendo una consola referente en la Next Gen con algunos cambios que le pide al comunidad

  • Mejores Joycons:
    los minimandos de Switch son una maravilla tecnológica, pero arrastran defectos de diseño que afectan a su conectividad y a los sticks: pierden la conexión, se crean latencias, y los sticks dejan de funcionar correctamente si se les exige demasiado.
  • Nueva pantalla:
    los marcos de Switch son enormes y desfasados. Todos sabemos que ahí cabe una pantalla más grande. Pero ojo: Nintendo sabe que es una máquina que comprarán y usarán niños, y que debe ser también resistente, así que un modelo sin marcos y por tanto más delicado, como algunos creen que puede llegar, es difícil que veamos.
  • Mejor batería:
    a pesar de haber recibido una nueva batería en los modelos que se pusieron a la venta en 2.019 (la que viene con la caja roja) todavía se puede mejorar aún más.
  • Carcasa más resistente:
    muchos usuarios se han quejado de que la consola se comba por agarrarla demasiado fuerte, de forma que se curva y al meterla en el dock se arañan la trasera o la pantalla. Se rumorea que Nintendo está trabajando con carcasas de magnesio para solventar este problema.
  • Más memoria interna:
    los actuales 32GB se quedan cortos para muchos juegos que están llegando a Switch. No subiría demasiado el precio si elevamos esa memoria a 64GB o incluso 128GB.
  • ¿Mejores gráficos?
    No es descartable que se mejoren el procesador y la RAM de la máquina, pero sería una evolución muy ligera y prácticamente testimonial.

Y poco más, porque Nintendo Switch está siendo un éxito a nivel global y lo que funciona, mejor no tocarlo. El jugón vive de juegos, y a esta máquina no le faltan: exclusivos de calidad (para este 2.020 veremos algunas sorpresas), indies interminables, el apoyo de las thirds con joyas como “The Witcher III” o “Doom”, y una eshop que es prácticamente perfecta. Así que como mucho, lo que nos espera es una ligera renovación de hardware, y seguir disfrutando de la “fórmula Nintendo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s